¿Cuando necesita tu empresa un servicio legal?

Una empresa en la mayoría de los casos empieza desde abajo, con un tamaño comúnmente bajo (incluso desde una posición de autónomo), y es cuando con mucho trabajo y sacrificio la empresa alcanza éxito y comienza a experimentar un auge de facturación, personal y dimensión global.

Cuando esto ocurre nos apresuramos a buscar unas instalaciones más grandes, contratar más empleados, dividir en departamentos, comprar más vehículos de empresa, etc… pero… ¿En que momento necesita un servicio legal o un abogado de empresa?

 

¿Cuándo es el momento de requerir asesoramiento legal?

Un servicio legal para empresa no es algo que esté al alcance de todo el mundo, si bien es cierto que TODAS las empresas independientemente del tamaño deberían contar con asesoramiento legal, en la práctica esto no es así.

Una empresa pequeña o un autónomo no realiza la cantidad de acciones comerciales suficiente para crear conflictos varios. En estos casos el conflicto suele ser esporádico y no es algo que no se pueda solucionar en el momento que se produce.

Hasta ahí bien…

El problema viene cuando la cantidad de acciones laborales empieza a aumentar, se empieza a contratar gente, se establecen sociedades de colaboración, etc… Entonces en ese caso un problema se puede convertir en un cúmulo de problemas y la bola puede ser tan grande que sea simplemente imparable provocando un impacto negativo en la empresa y su economía.

En el mundo de la empresa, la previsión es fundamental para documentar todos los movimientos realizados y crear un escudo legal contra los problemas con proveedores, socios, empleados y todo aquel que quiera sacar partido económico a tu costa.

Y ya cuando tienes mucho que perder es cuando te das cuenta de que necesitas contratar a un abogado laboralista o un servicio legal para empresas.

 

¿Cuál es el cometido de un abogado laboralista o de empresa?

Si aún no tienes claro si necesitas un servicio legal para tu empresa, a continuación vamos a detallar los tipos de operaciones que pueden afectar a tu empresa a nivel legal y en los que necesitarás la ayuda de un abogado que te asesore y trate todos los aspectos relacionados con leyes, derecho y economía.

 

Documentación y contratos: Todo acuerdo en el marco laboral debe ir documentado y firmado por todas las partes para tener validez legal efectiva. Son muchos los casos en los que los acuerdos se hacen de palabra o confianza y no queda claro las obligaciones y responsabilidades de unos y de otros. Con las clausulas de los contratos se liman todos los detalles que dejarán claro que ocurre ante cada situación, siempre mirando por los intereses de la empresa representada fundamentalmente.

 

Contratación de empleados: Todos los trabajadores tienen una serie de derechos establecidos por ley, un abogado o servicio legal te protegerá de antemano ante futuras desavenencias entre empresa y trabajador. La mayoría de trabajadores despedidos o que finalizan contrato buscan resquicios mediante los cuales obtener beneficio personal. Si prevees dichas situaciones podrás encontrarte en un estatus de protección ante este tipo de circunstancias.

 

Representación legal: En caso de demandas en contra, un bufete de abogados de empresa contará con la suficiente información y conocerá de antemano todas las circunstancias que rodean el litigio, y podrá ser tu voz autorizada para evitar declaraciones que puedan perjudicarte.

 

Contabilidad, impuestos y obligaciones fiscales: Los servicios legales de empresa suelen incluir la parte fiscal. Cuando se trata de una pequeña empresa la contabilidad puede ser tarea de una simple gestoría, pero cuando la cosa se complica y las cantidades son importantes, un servicio legal para empresa puede ser la mejor opción de cara a todos los factores de índole fiscal.

 

Gestión de privacidad y protección de datos: Cuando tu empresa crece, la cantidad de datos que maneja también crece. Un servicio legal para empresa se debe encargar de dictar como se recogen los datos, como se almacenan y como se usan respecto a lo que dicta la Ley de Protección de Datos vigente.

 

Defender la marca: Cuando una empresa crece mucho, gran parte del valor de la misma reside en la marca y la imagen corporativa. Mucha gente y empresas pueden aprovecharse del valor de tu marca para hacer negocio haciendo uso de tu marca y tu imagen corporativa. Un abogado de empresa o laboralista conoce bien cuales son los límites de uso de tu marca, producto o imagen corporativa y cuando alguien la está vulnerando, tomando las medidas pertinentes para que tu marca no se vea afectada por ello.

 

El mundo de la empresa es gigantesco y hay muchas más situaciones concretas donde un abogado laboralista o de empresa puede proporcionarte protección y seguridad para el correcto desarrollo de la actividad de tu empresa sin que ésta se vea afectada por las acciones acometidas por terceros o por la propia administración pública.

Si tu empresa está en crecimiento y se encuentra comúnmente con estas situaciones mencionadas en el artículo, tal vez sea el momento de plantearse contratar un servicio legal para tu empresa.

En el blog de exitoempresa.eu puedes encontrar contenido variado y notícias sobre emprendedores, recursos humanos, empresa, finanzas y formación.

About the Author

Exitoempresa

En el blog de exitoempresa.eu puedes encontrar contenido variado y notícias sobre emprendedores, recursos humanos, empresa, finanzas y formación.