Principales baches emocionales por los que pasa todo emprendedor

Cuando un emprendedor está creando y consolidando una nueva empresa, es inevitable que atraviese una montaña rusa de sentimientos y emocionales, que deben llevarse de la mejor manera posible para que no afecte al proyecto que tiene entre manos.

Es necesario conocer una serie de pautas para gestionar correctamente los principales bajones emocionales y que no afecte al rendimiento y consolidación de la empresa. El miedo, es el principal bache emocional por el que puede pasar cualquier emprendedor, ya que aparece el miedo al fracaso, a no tener suficiente dinero, etc. Si tenemos este problema, lo primero que debemos hacer es asumirlo y ser realistas, de esta manera tendremos la capacidad de gestionar los miedos y pensar claramente cómo resolver los problemas.

Además, debemos tener claro que si fracasamos aprenderemos mucho más que si no nos arriesgamos, por lo tanto es importante atreverse. Si por otro lado necesitamos tener seguridad, podemos marcarnos un límite de perdidas, y cuando lleguemos a este, será el momento de rendirnos y volver a nuestra antigua vida.

Otros baches emocionales

También es muy probable que sintamos inseguridad, tanto de la viabilidad del negocio como de nuestra capacidad o experiencia, esto es debido a que ser emprendedor implica afrontar el reto diario de no saber lo que sucederá mañana. Para no dejarnos llevar por este sentimiento, debemos identificar nuestras carencias y de esta manera reforzarlas.

Por otro lado, compartir nuestras dudas e inseguridades puede ayudarnos a ver otro punto de vista y encontrar una solución más fácilmente. Dividir nuestro objetivo en pequeños y alcanzables nos ayudará a obtener un mejor resultado sin correr tantos riesgos.

El sentimiento que más tendremos junto con el miedo será el desánimo, ya que tendremos unas altas expectativas y seguramente no se cumplirán todas ellas tal y como lo hemos previsto. Para combatir este tipo de emociones debemos confiar en nosotros mismos y motivarnos para conseguir lo que nos hemos propuesto.

Si nos reinventamos y hacemos que nuestro negocio cambie y evoluciones correremos menos riesgos de desánimo, además, si ponemos en perspectiva todo nuestro proyecto podremos observar las adversidades que hemos solucionado hasta llegar a este punto y nos animará a seguir adelante.

Fuente: http://www.emprendedores.es/crear-una-empresa/baches-emocionales-del-emprendedor-y-soluciones

About the Author